Skip to content

Indemnización por daños y perjuicios en las demandas por lesiones personales

Sufrir una lesión personal debido a la negligencia de otra parte puede suponer una importante carga financiera, emocional y física. Aunque ninguna cantidad de compensación monetaria puede deshacer el daño causado, la ley de lesiones personales permite a las víctimas lesionadas recuperar los daños y perjuicios – premios monetarios para ayudar a cubrir las pérdidas y gastos. Entender los tipos de daños disponibles puede ayudar a las víctimas de lesiones personales a evaluar mejor su caso potencial y su recuperación.

Tipos de daños y perjuicios en casos de lesiones personales

Hay varias categorías de daños que pueden concederse en una demanda por lesiones personales:

Daños económicos

Los daños económicos cubren las pérdidas monetarias cuantificables relacionadas con una lesión personal. Estos incluyen:

  • Gastos médicos – Todos los gastos relacionados con tratamientos médicos, rehabilitación, dispositivos médicos y futuros gastos previstos. Esto incluye visitas al médico, facturas de hospital, cirugía, fisioterapia, medicamentos recetados, dispositivos de asistencia como sillas de ruedas o muletas, y costes estimados de cuidados y tratamientos futuros necesarios.
  • Salarios perdidos – Ingresos perdidos por faltar al trabajo mientras se recupera de la lesión. Los cálculos tienen en cuenta el tiempo perdido hasta la fecha, así como el tiempo que se espera perder en el futuro. La documentación justificativa, como los talones de pago y los registros de la empresa, ayudan a probar las reclamaciones de salarios perdidos.
  • Pérdida de ingresos futuros: si la lesión merma la capacidad futura de la víctima para trabajar y obtener ingresos. A menudo se recurre al testimonio de expertos vocacionales para proyectar la capacidad de obtener ingresos a lo largo de la vida basándose en la educación, formación, experiencia y ocupación de la víctima. Las incapacidades permanentes pueden disminuir por completo el potencial de ingresos.
  • Pérdidas materiales – Costes de reparación o sustitución de cualquier bien dañado en el siniestro. Esto incluye vehículos, ropa, equipos médicos, aparatos electrónicos, gafas y otras posesiones personales dañadas directamente. La documentación, como presupuestos de reparación y recibos, ayuda a justificar las reclamaciones por pérdidas materiales.

Daños no económicos

Los daños no económicos cubren pérdidas más difíciles de cuantificar relacionadas con el sufrimiento físico, mental y emocional. Entre ellos se incluyen:

  • Dolor y sufrimiento – Indemnización por el dolor físico y la angustia mental causados por la lesión.
  • Pérdida del disfrute de la vida – Daños relacionados con el impacto en la calidad de vida y la participación en actividades.
  • Pérdida de consorcio – Indemnización por los efectos negativos en las relaciones conyugales, incluida la pérdida de compañía e intimidad.
  • Angustia emocional – Daños relacionados con el sufrimiento emocional, como depresión, ansiedad, trastorno de estrés postraumático, etc., como consecuencia del siniestro.

Daños punitivos

En los casos en que las acciones del demandado muestren una imprudencia temeraria por la seguridad o una mala conducta intencionada, el tribunal puede conceder daños punitivos. Con ellos se pretende castigar al demandado en lugar de simplemente indemnizar al demandante. Los daños punitivos sólo se conceden en casos especiales de negligencia grave o mala conducta intencionada.

Recopilación de pruebas en apoyo de los daños y perjuicios

A la hora de reclamar una indemnización por lesiones personales, es fundamental que el demandante documente y demuestre exhaustivamente sus pérdidas y gastos. Los tipos de pruebas clave incluyen:

  • Historiales médicos – Documentos que muestran el diagnóstico, los planes de tratamiento, los procedimientos realizados y el pronóstico actual. Ayudan a demostrar los costes médicos y los efectos sobre la salud.
  • Recibos y facturas – Documentación de todos los gastos directos relacionados con la atención médica, daños materiales, pérdida de salarios y otras pérdidas económicas.
  • Talones de pago – Para demostrar la pérdida de ingresos y el potencial de ganancia.
  • Fotografías y vídeos – Pueden establecer visualmente lesiones, daños a la propiedad o condiciones inseguras que causaron el incidente.
  • Declaraciones escritas – Las declaraciones de testigos, policías, médicos y otras partes pueden ayudar a corroborar los detalles e impactos del incidente.
  • Registros de empleo – Pueden ayudar a establecer la pérdida de ingresos futuros por lesiones que afectan a la capacidad de las víctimas para trabajar.

A fondo la recopilación y organización de todas las pruebas pertinentes garantiza la mejor recuperación posible en una demanda por lesiones personales. Un abogado con experiencia en lesiones personales de Dallas puede proporcionar ayuda inestimable obtención y presentación de documentación para apoyar los daños.

Factores que pueden reducir o limitar los daños y perjuicios

Aunque una víctima de lesiones personales puede sufrir pérdidas importantes, existen algunas doctrinas jurídicas que permiten reducir o limitar los daños en algunos casos:

  • Negligencia concurrente – En algunos estados, si el demandante es declarado parcialmente culpable de causar el siniestro, la indemnización concedida puede reducirse proporcionalmente.
  • Negligencia comparativa – Similar a la anterior, pero los daños se reducen en función del grado de culpa atribuido al demandante.
  • Asunción del riesgo – Si un demandante se enfrentó voluntariamente a un peligro conocido, los daños pueden ser limitados.
  • Limitación de daños y perjuicios – Algunos Estados limitan la cuantía recuperable por daños compensatorios no económicos.
  • Afecciones preexistentes: los daños pueden limitarse sólo a los efectos directos de la lesión, no a problemas de salud preexistentes.
  • Prueba de la pérdida real – Los daños especulativos o las pérdidas no probadas directamente pueden ser rechazados.

Elección del abogado adecuado para lesiones personales

La contratación de un abogado con experiencia en Dallas lesiones personales es esencial para perseguir con éxito la compensación máxima. Al elegir la representación legal, tenga en cuenta factores como:

  • Especialización – Busque abogados que se centren específicamente en lesiones personales y que tengan amplia experiencia en el manejo de estos casos.
  • Recursos – Las empresas bien dotadas de recursos tienen medios para investigar a fondo las reclamaciones y contratar expertos si es necesario.
  • Reputación: examine las opiniones de los clientes, las clasificaciones de los compañeros y los registros públicos para evaluar la calidad.
  • Honorarios – Muchos abogados de lesiones personales trabajan en base a honorarios contingentes, sin cobrar honorarios a menos que usted recupere daños y perjuicios.
  • Ubicación – Opte por un abogado licenciado en su estado que conozca las leyes locales, los tribunales y la historia de los casos.
  • Relación – Elija un abogado con el que se sienta cómodo y pueda comunicarse abiertamente.

Próximos pasos tras sufrir un daño personal

Si usted ha sufrido una lesión debido a la actuación negligente o ilícita de otra parte, es importante que tome las medidas adecuadas para proteger su derecho a la recuperación:

  • Busque atención médica inmediatamente y siga todas las órdenes del médico. Documente íntegramente el tratamiento.
  • Informe del accidente con lesiones a las partes apropiadas, como supervisores, policía o propietarios.
  • Reúna pruebas como fotos, vídeos, declaraciones de testigos, facturas y registros relacionados con el incidente y las pérdidas sufridas.
  • Evite firmar comunicados o acuerdos al principio del proceso: consulte antes a un abogado.
  • Póngase en contacto con un abogado experto en lesiones personales tan pronto como sea posible después de la lesión para discutir sus opciones legales y su caso para recuperar los daños. Se aplican límites de tiempo.

Recuperarse después de una lesión personal ya es bastante difícil sin añadir estrés financiero. La búsqueda de una indemnización justa puede proporcionar recursos importantes para apoyar la recuperación. Con una comprensión de los daños y la orientación jurídica adecuada, las víctimas de lesiones personales pueden trabajar para reconstruir sus vidas.

Póngase en contacto con Karns & Karns Abogados de Lesiones Personales y Accidentes hoy llamando a (888) 779-1180 para una consulta gratuita si usted ha sufrido una lesión debido a negligencia. Trabajamos en base a contingencia y no cobramos honorarios a menos que usted recupere daños.